La Plataforma de Afectados por Hepatitis C reúne a sanitarios, actores y afectados en el Ramón y Cajal


Foto_Concentración en Hospital Ramón y Cajal_2014-11-20La Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (PLAFHC) se ha concentrado esta mañana en la puerta del Hospital Ramón y Cajal para exigir que la sanidad pública cubra el tratamiento de dicha enfermedad.

  • Celebraban la llegada de una solución para Saturnino Cobo, después de que su esposa se pusiera en huelga de hambre la semana pasada para conseguir una cura para su marido, pero no abandonan la protesta “porque quedamos 300.000”, ha dicho Mario Cortés, portavoz de la Plataforma.
  • Les acompañaban decenas de sanitarios del centro y algunos actores, como Shangai Lili, que ha reclamado que “si hay dinero para darle a Florentino Pérez 1.350 millones de euros –en referencia a la indemnización para la promotora Escal UGS, aprobada por el gobierno tras paralizar el proyecto Castortiene que haberlo para salvar las vidas de los 300.000 afectados por la Hepatitis C”.
  • Carlos Bardem, también presente en el acto, ha declarado que esta situación no es más que la triste ilustración de lo que se lleva años gritando “los recortes matan‘”, y ha denunciado que “en este país mueren más de una decena de personas porque no se les asigna un tratamiento que ya existe”.

Ayer se publicó el Informe de Posicionamiento Terapéutico de Sovaldi (IPT) correspondiente al tratamiento de la hepatitis C, sin el cual un médico no puede prescribir un medicamento, algo que, en opinión del portavoz de la Plataforma, es consecuencia directa de la huelga de hambre de Belén, la mujer de Saturnino. “Hemos doblegado al todopoderoso consejero de Sanidad”, ha dicho. “Nosotros pagamos impuestos y tenemos derecho a que el gobierno cumpla su parte del contrato social, a que nos de una cobertura sanitaria”.

Satur, como llaman a Cobo sus compañeros de Plataforma, estará seis meses tomando 2 pastillas de Sovaldi y una de Daclatasvir. “Nos dijo la doctora que está llevando a cabo el seguimiento, que lo empezaría a notar en una semana, pero él dice que ya lo está notando”, asegura Belén, su mujer.

No descartan, sin embargo, que a pesar de todo sea necesario un trasplante de hígado después del tratamiento “por haberlo empezado tan tarde”. En cuyo caso, ha dicho ante los medios de comunicación, “exigimos que se restituya al doctor Bárcena, porque queremos que se lo haga él”.

  • Según la PLAFHC, el doctor Bárcena fue obligado a jubilarse por defender los intereses de la misma.
  • “Están esperando a que nos queden seis meses de vida para darnos el tratamiento, cuando todos los hematólogos dicen que es mucho más efectivo en fases más tempranas, asegura Cortés, que califica los protocolos de la administración de “totalmente insuficientes”.

Por ello, no descartan más acciones si no reciben una respuesta institucional en los próximos 10 días. “Estamos luchando por nuestra vida, no tenemos nada que perder.

Es una vergüenza que la fabricación de una pastilla cueste 3 euros y la vendan por 640. En los hospitales privados, el tratamiento está disponible desde enero. “El tratamiento de 12 semanas cuesta 25.500€”, asegura Cortés.

Fuente: periódico digital Diagonal.

¡¡JUNTOS PODEMOS!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Concentración, Defensa Sanidad Pública, Defensa servicios públicos, Desobediencia civil, Exclusión sanitaria, Prevención Salud, Recortes, Salud pública, Sanidad Pública, Sanidad Universal y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s