2/02/2015 Grave Crisis Sanitaria: Colapso de las Urgencias


Acaba de hacerse publico hace unos días, el informe “Las urgencias hospitalarias en el Sistema Nacional de Salud: derechos y garantías de los pacientes” que ha sido realizado por la Defensora del Pueblo junto con todos los comisionados autonómicos. En el mismo han participado un amplio elenco de personas: gestores y directores, profesionales de dichos servicios e incluso algunas asociaciones de pacientes.

images-3Es un informe de interés general que trata monográficamente sobre los servicios de urgencias para valorar cómo se cubren las garantías de los pacientes y si realmente se cubren sus derechos. Y es un informe muy oportuno, porque estamos en un momento álgido en el servicio en toda la comunidad de Madrid y en otras comunidades autónomas; la caótica situación está rayando con todo tipo de irregularidades y poniendo en peligro miles de personas, incluso en su vida. La realidad llega a poder calificarse de dantesca e impropia de un país que, hasta hace muy poco, estaba considerado como el primer referente sanitario de Europa y el quinto del mundo.

Tanto grandes hospitales, como centros de primaria o centros que mantienen un servicio de urgencias 24 horas, muestran una saturación impracticable, unos medios inútiles, unos tiempos imposibles, un estrés que produce también enfermedad  en los profesionales, una atención decadente; impresionan las imágenes que podemos ver cada día de esta grave crisis y que lleva más de veinte días y en aumento. ¿Porqué está pasando esto ? No hace falta más que atender a lo que la misma Defensora del Pueblo y los autores del informe dicen: lo que sucede en las urgencias no es un problema puntual, sino que obedece a razones estructurales. Damos la razón a los redactores que han participado en este importante trabajo que denuncia con claridad las enormes fallas de un sistema político que llegó para recortarnos hasta la vida, porque como hemos dicho miles de veces: “Los recortes matan.”

Por tanto, esta situación no es nueva; mes a mes, día a día, venimos denunciado la virulencia de una política decantada sobre el fundamentalismo de la ideología que la sujeta y que prioriza la especulación sobre los derechos, incluidos los humanos. Los gestores políticos que la practican, tanto en la Comunidad de Madrid, como desde el Gobierno de España no han dejado de quemarla. Lo han hecho con un “modus operandi” muy evidente vía descapitalización total y sin razón: despido de personal de todas la categorías, sanitarias y no sanitarias; cierre de numerosos servicios mientras se derivan pruebas y cirugías encareciendo la prestación; desaprovechamiento de la aparatología e instrumentos arrinconados y llenándose de polvo, cierre de camas y plantas …. millones de € del erario público tirados a la basura para justificar su permanente desliz para numerosas otras entregas de más millones de dinero público a las hienas. Todo ello se veía venir, lo veíamos desde hace muchos años, y llegó.

Hace algo más de un par de meses participamos en una mesa redonda sobre el estado de la Sanidad Pública en la Comunidad de Madrid, el retrato que salió de aquel encuentro, muy completo, se puede ver en el vídeo que incorporamos y que nos da una idea, desde todos los ángulos, de las razones, sinrazones y causas de este deterioro progresivo y galopante que es lo que el documento que citamos indica. El deterioro y la precarización va dando pasos acelerados, porque se pretende justificar nuevos retos para este servicio público fundamental, como es su privatización cuasi total en un modelo básicamente importado de EEUU.

images-3Mientras tanto estamos sufriendo en todas partes, pero de forma llamativamente agresiva en este multitudinario colapso en las urgencias, que está siendo denunciado desde todos los ámbitos profesionales, que hace que se saquen camas y colchones de almacenes, se mantengan pacientes durante horas y días sentados a la espera en sillas, o que permanezcan de cualquier forma en pasillos perdiendo su intimidad, privacidad y dignidad. En tanto profesionales médicos y de enfermería se tiene que multiplicar incluso atendiendo en paralelo otros servicios. Es de tal grado la situación que describe este informe, nada sospechoso de amarillismo ni intencionalidad, que ni siquiera se garantiza la muerte digna ni el duelo de las familias.

Cada año se producen una media de veintiséis millones de atenciones en los servicios de salud de los cuales un sesenta % ingresan por urgencias; sin olvidarnos del tremendo deterioro de la Atención Primaria y la precarización provocada por la reducción peligrosa de presupuestos y la de medios profesionales que producen un acúmulo desenfrenado a su vez también en ellas. Para justificarlo, dicen los portavoces de Sanidad que se deben al repunte de situaciones estacionales como la gripe de invierno que nos ha llegado con fuerza, quieren justificar que es algo temporal e imprevisible; pero no es así, porque como se dice en este informe de forma contundente: “la experiencia de los profesionales y los actuales métodos de gestión permiten prever el nivel de demanda asistencial a lo largo de todo el año, incluidos los periodos estivales o vacacionales”.

Todo ello indica, como lo hizo la “crisis del ébola” hace poco tiempo, que el modelo neoliberal que padecemos es un modelo de lo eventual; es un ineficaz patrón para un servicio publico que debe ser de garantías; que utiliza como método la obsolescencia programada en un asunto tan grave y peligroso como es la enfermedad y la vida de las personas. Creen que una Sanidad Pública se improvisa y que soluciones parciales, minoritarias, que nos resultan económicamente muy caras y millonarias pueden suplir deficiencias del sistema que han descabalado, o que pueden dar la solución ante la necesidad. Y vemos cada día que se equivocan y, sobre todo,que actúan bajo pautas prevaricadoras y punibles. Un Servicio Público tiene que estar en permanente estado de revista y completamente operativo en todo su espacio y tiempo.

Denuncia la Defensora el Pueblo, junto con muchas otras cuestiones que se pueden leer en el informe, que las urgencias se nutren básicamente con los MIR, médicos internos residentes, a los que se les exige un altísimo grado de responsabilidad a los que se presiona en duras sesiones de trabajo lo que obviamente puede provocar un aumento del riesgo de error.Han recortado porque dicen que hay que ahorrar, pero dedican millones a anuncios, colocados en las marquesinas de las paradas de autobús o trasmitidos en la radio; anuncios pagados por quiénes estamos siendo violentados en nuestros derechos? Todo un escándalo o más escándalo sobre su gran y enorme método de gestión de nuestra Sanidad Pública.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sanidad Pública y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 2/02/2015 Grave Crisis Sanitaria: Colapso de las Urgencias

  1. siliaro dijo:

    Reblogueó esto en siliaroy comentado:
    Trece años de desastres en la sanidad madrileña #MareaBlanca ¡No Cederemos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s